Carlos Ervina

Nº3

Soy de Madrid y tengo 63 años, y con apenas 16 años ya empecé a trabajar como «botones» en un Ministerio (CSIC) y desde entonces no he parado de trabajar. Puedo presumir de hablar inglés e italiano fluidos y francés.

Estoy casado, con 3 hijos que me han dado 3 nietos preciosos. Llegué al Alpedrete en 1980. Siempre me he sentido con convicciones social-demócratas que me han parecido el sistema político mas justo para compartir con toda la sociedad, y me gusta ayudar y trabajar para los demás, en especial con los más desfavorecidos. La conciencia social me parece fundamental.

Soy un clásico Géminis: empático, despierto, curioso, amante de la naturaleza y la lectura y la vida en familia; perseverante y yo creo que mi fuerte son las distancias cortas, la convicción por las palabras y el uso constante del sentido común en y para todo.

Me enamoré de UNPA por dos motivos: primero porque creo en un proyecto vecinal que ha triunfado en localidades vecinas como Torrelodones, donde varias personas con distintas ideologías moderadas han sido capaces de asociarse sin dejarse influir por las grandes centrales de los partidos nacionales, que a veces coartan la capacidad de acción y reacción al regirse por otros parámetros nacionales e internacionales. Y, en segundo lugar, porque el principal objetivo de este partido es hacer cosas importantes por su pueblo y sus vecinos.

Desde un primer momento me cautivó el estilo y el entusiasmo que sus integrantes ponían en el tema, en su labor, en sus ideas… Así que me decidí dar el salto y participar activamente, ayudando en todo lo que haga falta para conseguir que los vecinos de Alpedrete se sumen a este proyecto, que no es más que el proyecto de su pueblo, y que consigamos que sean ellos los que manden imperando sus deseos y necesidades.